31.1.11

lunes

DESPIDIENDO A ENERO

Hoy fue lunes gourmet. Decididicimas a consentirnos, una amiga de la escuela y yo fuimos al super y compramos un vino. Para acompañar cocinamos (cocinó) pasta y unos jitomates con queso parmesano y orégano que estaban riquísiquisisimos. Nos acabamos todo el vino y toda la pasta y todos los jitomates y ella se fue a clase y yo me quedé dormidisima pensando en que debería aprender a cocinar.

Siempre me ha llamado la atención el jardín de la Embajada. Lástima que no te dejen pasar, tiene muchos árboles altos y bonitos. Desde mi recámara se alcanza a escuchar el ruido que hace una fuente (mezclado con muchos claxons y gente hablando).

Hace mucho que no veo a la secre que trabaja en el edificio de enfrente. La semana pasada ahí estaba, con la mirada perdida, la caché varias veces observando mi orquídea, por las mañanas la pongo junto a la ventana para que le de tantito el sol. Seguro estaba pensando en lo bonita que se veía.

Tenían que ser un par de chihuahueños consentidos, pues como no. Me ladraban mucho cuando abría la ventana y podían quedarse un buen rato ladrando si no la cerraba, sólo que aprendí a ignorarlos y ya se cansan. Creo que ya se van a mudar, el otro día vi muchas cajas.

2 comentarios:

daniel dijo...

redactas bonito, rescato 2 cosas
-yo tengo vecinos enfadosos pero son niños grr
-y también debo aprender a cocinar ASAP!

daneoo dijo...

te falto esto:

-oficina de u